Detrás de la magia en Falling Skies.

Hace unos días TNT publicó un vídeo en el cual podemos ver cómo trabajan detrás de las cámaras y de los efectos especiales que le dan vida a los deslizantes y a Cochise.

Todd Masters (supervisor de efectos especiales) nos cuenta que tenían el espíritu de crear más que disfraces y que para ello cuentan con un fantástico equipo. También comenta que hace dos años no podían hacer lo que ahora son capaces de hacer. Es decir, la tecnología ha avanzado muchísimo en muy poco tiempo.

Doug Jones nos comenta algunos detalles de su traje, por ejemplo que la posición de los ojos en la cabeza del Volm están por encima de los suyos, lo que le impide ver. Son los técnicos quienes, a través del ordenador, le dan vida a los movimientos de los ojos, de las cejas y pestañear. También tiene problemas para escuchar bien.
Aunque la voz que escuchamos de Cochise (en la VO) no parece la suya, él sí que puede hablar con el traje puesto, aún así le ponen efectos después para que parezca más Volm y menos humano. Confiesa que cree que fue el único que realmente estuvo dispuesto a interpretar un Volm. Un proceso, dice, del cual disfruta bastante.

Keith Arbuthnot (el interprete que da vida al deslizante) nos cuenta cómo es llevar un traje de deslizante. Hay varios arneses que se colocan debajo del traje, dando confort y así le permite mover los brazos, piernas, etc. Para los demás movimientos, el traje cuenta con doce servidores, utilizando mandos a distancia para mover cada parte del traje. La cabeza consta de un casco integrado, lo que le permite moverla con mayor libertad.

Más imágenes del vídeo:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *